La bajada de pared de derecha

Hay muchas formas de realizar este golpe, pero hoy me centraré en una de las formas más usadas: la bajada de pared de derecha a velocidad media, sin usar el codo.

Antes de nada hay que explicar que esta es una de las pocas ocasiones en las que podemos atacar desde el fondo de la pista.

Sucede como respuesta a un globo al que hemos llegado pronto y la pelota se despega al menos un metro de la pared de fondo. En estas circunstancias, podemos jugarnos un golpeo que, en muchas ocasiones, es definitivo y nos da el punto.

La situación suele ser esta: estoy en la red, me tiran un globo que no puedo rematar ni golpear de bandeja porque es muy profundo. La trayectoria del globo es un poco tendida por lo que veo que se va a despegar bastante de la pared de fondo. Si me doy prisa en llegar allí, podré atacarla.

Vamos por partes, lo primero de todo es llegar pronto:

 

Correré todo lo posible para llegar hasta el fondo, necesitaré ese tiempo para acomodarme y pegar con garantías; los últimos pasos serán laterales para quedar apuntando a la pared de fondo con la cadera derecha, (soy diestro).

correre

 

Preparación del golpe: alzo los brazos para tener el peso en mi vertical y el armado ya hecho, así solo tendré que preocuparme después de lanzar correctamente el swing. Sacaré un poco el culo y abriré generosamente los pies para estar lo más equilibrado posible.

 

Tomaré la decisión correcta de dónde ponerla, en base a las indicaciones de mi compañero ya que yo, al seguir en todo momento la bola, no sé qué está ocurriendo en la red y dependo absolutamente de él. En ese momento, mi compañero son mis ojos.

 

Elegir el momento óptimo para impactar: Con la posición del cuerpo arriba indicada, dejaré que la bola salga y me supere, luego, ajustaré con pasitos laterales, si fueran necesarios, para encontrar el lugar perfecto donde realizar el impacto. El punto idóneo es cuando parece que se va a escapar por delante de mí y por mi derecha con el brazo totalmente extendido.

dejarequemesupere

 

Al realizar este golpeo con el brazo extendido no lograremos tanta velocidad como si usáramos el codo, como la famosa cuchilla de Paquito Navarro. Esta opción que estoy explicando es mucho más segura y no tan definitiva como la ‘cuchilla’.

 

 

Posición del cuerpo en el momento del golpeo: mi peso estará recogido por la pierna izquierda con la rodilla adelantada, por lo que después del golpeo, la inercia producida por el giro que realizo para impactar, me hará dar un paso con la derecha.

 

El swing de la pala o trayectoria que ésta realizará, será necesariamente descendente. Comenzaremos tan arriba como queramos e iremos descendiendo hasta golpear la bola con el brazo totalmente extendido hacia nuestra derecha e impactaremos a la misma delante del pie izquierdo a la altura de los ojos, la pala seguirá descendiendo hasta llegar a la altura del pecho y entonces continuaremos hacia delante.

impacto

 

Dirección: debemos apuntar directamente hacia el final de la pista de los rivales, donde se encuentran el suelo y la pared del fondo. De este modo, cuando la pelota sube, encuentra inmediatamente la pared y ayudada por el efecto, bajará abruptamente. Si no consiguiésemos el bote cercano a la pared de fondo, no haríamos mucho daño porque la pelota bajando desde arriba, es posible que llegaran nuestros rivales a devolverla. Se suele jugar al centro o muy cerca de los rivales, también hay quien la tira directamente al cuerpo del rival pero esto no está bien visto lógicamente.

 

El efecto: La pala entra por debajo como cortándole las patitas a la bola para que coja un efecto de rueda marcha atrás.

resumen

 

 A practicarla!

Si te gustó, compártelo, 'Megústalo', 'Masúnolo', retwittéalo... :)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *