El remate

remateparasacarladirectaremateportresrematetraerlaEl remate en pádel.   También se llaman remates a otros tipos de golpes como la víbora, o el liftado a pared, pero eso lo veremos en otros artículos. Voy a intentar explicar los tres tipos de remates en pádel ciñéndonos exclusivamente a los smashes.

  1. El remate muy picado para sacarla directamente de la pista superando la bola por encima de cualquier pared.
  2. El remate por tres, golpeando la pelota hacia la pared de fondo para que salga por encima de una de las paredes laterales.
  3. El remate para traerla a nuestro propio campo, apoyándonos sobre la de fondo.

Lo realmente fundamental en cualquiera de los tres golpeos es conseguir LA TRAYECTORIA adecuada.

  1. El remate para sacarla sin paredes, es el más sencillo, y un winner que hay que tener. Se realiza cuando el rival nos deja un “regalito” en forma de globo corto. Tan solo hay que pegarla muy picada para que tras el bote, la bola  supere una pared, generalmente la de fondo, aunque a veces se realiza sobre una de las laterales.

El gesto técnico no es difícil, debemos cogerla arriba y un poco delante de nuestro cuerpo y golpearemos la pelota como aplastándole el sombrero a la pelota, es decir, por la parte superior de la misma, de ese modo, el ángulo que conseguiremos será muy cerrado y saldrá directamente de la pista sin dar ninguna opción a los rivales.

  1. El remate por tres es uno de los golpeos que más gusta al público porque genera multitud de situaciones espectaculares. Es muy común ver cómo se abren las bocas de los espectadores que asisten por primera vez a un partido en vivo. Quedan fascinados por las defensas de este golpe en las que los jugadores salen de la pista por la puerta y el punto continúa.

  El gesto técnico es uno de los más complicados de todos los que existen en el pádel por varios motivos. Físicamente porque implica todo el cuerpo, tenemos que estar muy rápidos de pies para meternos en el sitio ideal para ejecutar el golpe, necesitamos llegar con tiempo porque tenemos que coger la pelota muy arriba. Luego, el gesto en sí es muy exigente pues se flexiona el cuerpo entero aguantándonos con las piernas  flexionadas y la espalda arqueada hacia atrás, subimos y sacamos el brazo de forma explosiva a la vez que giramos el cuerpo y realizamos una carpa para cambiar el peso de atrás a adelante, vamos, un golpe muy exigente, pero vamos por partes:    

2.1 – La colocación: una vez vemos el globo, adoptaremos la posición de preparados, es decir, perfilados lateralmente y con los brazos arriba para desplazarnos equilibrados y poder ajustar los pasos de manera lateral ya preparados para girar en el aire cuando sea necesario. Para ello usaremos pasos muy cortos de ajuste y muy rápidos para situarnos bajo la bola con estas ‘coordenadas’: Si fallásemos el golpeo, debería caernos la bola o bien en la cabeza o cerca del hombro izquierdo, (para un diestro). Lo habitual en la gente que empieza es que les caiga o bien delante o a la derecha, o una mezcla de ambas. Una vez en el sitio y perfilados de lado, felxionamos bien las piernas para lanzarnos posteriormente hacia arriba y saltar para coger la pelota en el punto más alto que podamos. La pala la habremos descolgado por nuestra espalda con el codo bien levantado a la vez que arqueamos la espalda hacia atrás. Cuanto más alejemos la pala del punto de impacto, más rápida saldrá la bola. Eso sí, también aumentará la dificultad para la sincronización del movimiento.

2.2 – El golpeo: Damos el último paso de ajuste e iniciamos el gesto. Aquí empieza lo difícil, cuando la bola está a punto de meterse en el lugar  deseado, saltamos para encontrarla allí a la vez que lanzamos la pala de manera explosiva, y el cuerpo pasa de estar arqueado hacia atrás a realizar una carpa para curvar la espalda justo al revés de cómo estaba; al tiempo, giramos el cuerpo 180º para que no sufra el hombro y añadir velocidad. Es importante también que la muñeca se quiebre al final para conseguir imprimirle efecto a la pelota. Debemos conseguir que la pelota bote lo suficientemente pronto como para que le dé tiempo a levantar y, tras el bote en el suelo, impacte en la pared de fondo bastante arriba y pueda así después superar la pared lateral. Como curiosidad os contaré que últimamente algunos jugadores profesionales como Sanyo Gutiérrez o Agustín Gómez Silingo son capaces de sacarla por tres o traérsela altísima pegando en la pared de fondo en el primer metro desde el suelo. Para conseguir tal cosa hay que pegarla con un técnica y aceleración impresionante. 

2.3- El efecto: Nos ayudará mucho para conseguir nuestro objetivo que la bola esté rotando, así trabajará para nosotros. En el remate por tres, le imprimimos un efecto para que levante y abra al mismo tiempo. No recuerdo dónde leí que la pala debía entrar a la bola como si quisiéramos levantarle la nariz y acabásemos bajándole la oreja izquierda. Me parece que queda muy claro así y, para poder conseguirlo, tendremos que pegarla como decía antes o bien muy encima de mí o sobre la zona del hombro izquierdo, pues para poder atacar a la bola de ese modo, no podríamos conseguirlo impactando la bola delante o por la derecha de nuestro cuerpo.  

2.4 – Situación en la pista donde realizarlo. Es importante tener en cuenta una cosa, cuanto más atrás estemos en la pista, más atrás tendrá que producirse el impacto para conseguir la trayectoria.  

2.5 – El agarre. Es recomendable abrir un poco la empuñadura hacia nuestra derecha (para diestros), también conocida como empuñadura este, para facilitar que la pala entre como deseamos.    

3 – El remate de potencia conocido popularmente como remate para traértela. En este golpe, hay tres variantes muy usadas. Girando un poco la muñeca como si acelerásemos una moto y golpear absolutamente plana a la bola. También hay quien se la trae golpeando con slice a la bola sobre su hombro izquierdo, lo cual facilitará entrar a la bola totalmente por encima de la misma y consiguiendo así, el efecto trepador. Y, por último, el liftado por nuestra derecha, se realiza casi como si fuera un drive de tenis alto, entramos a la bola arriba y peinamos la bola por arriba y hacia la izquierda de la bola de tal manera que la pelota también trepa y vuelve.   Debemos entender que este golpe es un todo o nada generalmente, si lo hacemos bien ganamos el punto y si no, la mayoría de las veces nos lo ganarán ellos. No pasa nada, hay que asumir riesgos, al fin y al cabo….. es un juego.   A pegarla!

Para entenderlo de una manera más fácil os dejo aquí un vídeo del remate. Por cierto, gracias Nacho Breña por la ayuda al tirarme bolas facilitas para poder sacarla por ¡4 metros! y a Raúl Soriano por la grabación de vídeo.

 
 

Si te gustó, compártelo, 'Megústalo', 'Masúnolo', retwittéalo... :)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *