Breve descripción del pádel

pistadepadel5vp El pádel es un deporte de raqueta cuya particularidad es que se juega dentro de una pista con paredes que son una parte fundamental del juego. Si queréis conocer un poco de su historia y algo más, podéis visitar esta entrada:http://es.wikipedia.org/wiki/Pádel. Si deseáis conocer las reglas de juego, os recomiendo la fuente más fiable para este fin: http://www.padelfederacion.es/paginas/Normativa.html. Muy bien, la historia y las normas están muy bien, pero y ¿ahora qué?, ¿cómo se juega? la respuesta es clara y concisa: con sentido común. Me explico mejor, es un juego de paciencia, cuesta mucho terminar los puntos, así que hay que armarse de paciencia, tener templanza y acelerar cuando es necesario. En una sola frase: Hay que usar golpes que sean seguros para nosotros pero que incomoden al rival hasta que aparezca la oportunidad de acabar la bola o que llegue el fallo del rival. Lo más razonable es jugar tiros que sé que meto, por lo menos 7 de cada 10, para ello usaré una velocidad y dirección prudente hasta conseguir su fallo o una bola ‘regalada’. A medida que voy mejorando, voy teniendo más control y mis tiros seguros irán haciendo más daño a los rivales. Es importante tener claro esto, los ‘winners’ o golpeos ganadores, no nos dan mucho a lo largo de un partido, así que es más importante que asentemos primero nuestro juego, haciéndolo lo más sólido posible, es decir, tener golpeos seguros en todas las situaciones y después centrarnos en lo demás. Si nos empeñamos en usar direcciones o velocidades en las que no tenemos demasiada regularidad, irán cayendo fallos de nuestro lado que irá nutriendo el marcador del rival. Esto no significa que no nos la juguemos de vez en cuando, es un juego, lo único que hay que tener en cuenta es que no debemos abusar de los riesgos. Afinando un poco más y hablando de dos jugadores diestros, lo habitual es que asuma más riesgos el que juega en el revés, esto lo explicaré más en profundidad en otro artículo. No es bueno convertirse en el chico al que nadie llama para jugar porque ‘se las juega todas’. A la gente no le gusta los partidos en los que el juego está muy cortado porque hay uno que se la juega siempre. Si los cuatro jugadores se comportan con sensatez, usando golpes que dominan y dándose una alegría de vez en cuando y tienen un nivel parecido de juego, será un partidazo seguro.