¿Qué debemos tener en cuenta para elegir una pala?

Hay mucha bibliografía al respecto. Sólo voy a comentar unos cuantos aspectos que hay que tener en cuenta.

Partimos de la base de que todos tenemos gusto propio, manías, etc. Esto es igual que los vinos, el mejor es el que te gusta a ti, quiero decir con esto que las palas hay que probarlas. Comprueba cuánto despide, cuánto te ayuda a dominar, qué tal la mueves, ¿qué sientes?, eso es algo que sólo tú podrás saber.

¿Qué podemos analizar?

  • El peso. El peso de la pala puede estar dispuesto de tres modos: En la cabeza, en el medio o hacia la mano. En ocasiones lo encontraremos indicado como balance alto, medio o bajo.
  • Cuando el peso está en el extremos superior de la pala, lo llaman balance alto y, popularmente las conocemos como ‘cabezonas’. Son esas palas que sosteniéndolas en la mano, caen bastante, tiran bastante de la punta. El peso en esa disposición lo que hace es ayudar en la pegada, pues al lanzarla coge más velocidad. Como no todo es posible, al ganar en pegada, perdemos en maniobrabilidad, no la movemos con tanta soltura.
  • Cuando encontramos el peso en el medio o abajo, conocidos como balance medio o bajo, obtenemos lo contrario, es decir, perdemos pegada y ganamos en manejo.
  • Otra cuestión a tener en cuenta es que cuando pedimos una pala, podemos tener el mismo modelo en diferentes pesos, no todas las palas salen con el mismo peso. Es conveniente pesarlas. La indicación que ponen en algunas palas es una horquilla amplia informativa, por ejemplo 360 – 380 gr. Si llevas un tiempo jugando, ya sabrás que no tendría nada que ver la misma pala con 360 gr que con 380 gr.
  • Por otro lado están las gomas de la que están hechas, puede ser foam o eva y ahora existe algún invento más como la híbrida, es decir, mezclan las dos por capas. Por ejemplo dos de eva y una de foam o al revés. La goma foam es más blanda, suena más fuerte y ayuda a que agarren más los efectos, pero tardamos más en sentir la bola. Son un poco más frágiles que las de eva, en fin, es cuestión de gustos.
  • Luego hay muchos tipos de materiales que ponen tanto en el marco como en la superficie que está sobre la goma, carbono, titanio, etc…..

Sabiendo todo esto se pueden combinar todos los elementos entre sí, podemos elegir una pala con balance bajo y muy pesada o una cabezona muy ligera…En fin, creo que lo mejor es ir probando e ir cogiendo nuestra propias manías, priorizando a nuestro gusto.

Es buena idea ir probando las palas de nuestros amigos para ir viendo las diferencias o pregúntale a tu ‘profe’ que te puede orientar sobre qué tipo de características de las palas favorecen a tu juego, aunque luego tienes que estar cómodo con ella.

Si es tu primera pala, podría ser una buena idea empezar con una pala de balance medio o bajo que son más fáciles de manejar y con un peso adecuado al uso que vamos a hacer, si vamos a pegar muy fuerte, una con más peso o podría partirse pronto o bien, ligera, si no vamos a pegar demasiado.

Oirás hablar de las formas de la pala, de palas de control, de pegada, etc, hay tantas combinaciones posibles…. o, ¿una pala de control que pese 390 gr, no pega?

Las palas hay que probarlas.

Espero que os sirva.