El resto

El resto es un golpe determinante, si no lo dominamos, difícilmente podremos ganar partidos, puesto que hemos de realizar este golpe en muchas ocasiones durante un partido. Por otra parte, no es un golpe de gran dificultad y no debemos arriesgar, en general bastará con ponerla en juego sin darle ventaja a los rivales. Se dice que en los tres primeros golpeos de cada juego, no se debe asumir demasiado riesgo. El saque, el resto y la volea en avance (el más probable), deben jugarse con seguridad, después ya habrá oportunidades para apretar.

Desde el punto de vista táctico, lo más habitual es devolverla al que saca, ya que éste, está en movimiento y el otro en la red ya parado, esperando para entrar en acción.

La dirección a elegir como todo dependerá de muchos factores, pero lo que más se busca generalmente es el medio, porque el que saca tendrá que subir a esa zona, salvo que el saque sea jugando a la australiana, ver el saque aquí. Además, es la parte de la pista en la que menos riesgos asumo; si la tiro cruzada, es muy arriesgada, si intento hacer un paralelo también. Uno de los factores que comentaba antes sería por ejemplo que quien debe cubrir el paralelo, se mete mucho al medio, pues bueno, un passing shot de vez en cuando para que salga de ahí es un riesgo justificado.

La velocidad y la altura dependerá de cómo venga tocado el saque. Si viene muy rápida, tenemos la posibilidad de hacerla volver con velocidad también y muy pronto, por lo que, si el sacador no sube rápido sería una buena opción. Si viene corta, podremos hacer casi lo que queramos, un globo estaría bien para quitarles la red y llevar la iniciativa en el punto. La altura de nuestra bola no debe ser alta pues podrían terminarnos a placer el punto, intentaremos que la impacten por debajo de la red para que la tengan que subir.

El gesto técnico si se hace bien es muy sencillo y si se hace mal puede parecer imposible devolver algunas bolas. Vamos a verlo:

La posición de espera: en algún sitio hay que ponerse, una buena opción es aquella en la que estirando el brazo más cercano a la pared lateral, comprobamos que la pala queda muy cerca de la misma y, si giramos desde ese mismo lugar hacia atrás, vemos que también la pala pasa cerca.

Posición de espera para el resto. Cerca de la pared lateral.
Posición de espera para el resto. Cerca de la pared lateral.

Y cerca de la de fondo.

Y cerca de la de fondo. 

Sitio ok, ahora flexionaremos las rodillas y bajaremos el tronco hacia delante, ya que vamos a impactar la bola abajo seguro. Debo tener muy presente que tendré muy poco tiempo para tomar una decisión, así que pondré la tensión necesaria para este momento. Una vez la bola sale de la pala del sacador ya debo decidir, al principio me equivocaré, pero no importa, lo importante es acostumbrarse a decidir pronto o fallaré demasiadas por quedarme a ver qué hace la bola. Bien, una vez tomada la decisión, iremos al lugar elegido con pasitos cortos, si son laterales mejor. Lo normal es que tengamos que desplazarnos para restar y es fundamental que esto sea lo primero que hagamos. Si tengo que ir para atrás, debo dar el o los pasitos laterales y en el último, dar un golpe de cadera para cambiar el peso y recogerlo en la pierna adelantada. Debo estar ahí, a ser posible, antes de que bote la bola del sacador.

Equilibrio y armado
Equilibrio y armado

 

El armado que emplearé será brevísimo, éste es un lugar común de los fallos de los principiantes: arman demasiado largo y, no les da tiempo a sacar la pala o bien sale tan lanzada que el golpeo se descontrola. Será más que suficiente llevar la pala entre los pies o, como mucho a la pierna retrasada. Con la velocidad que trae la bola y pegándola en el momento oportuno con el peso delante basta.

El golpeo lo realizaremos, como decíamos, en el punto de impacto idóneo: sobre la cadera izquierda para los diestros para pegarla de derecha o delante del pie si es de revés. Es importante también pegar cerca del cuerpo para no alterar el equilibrio, si la pala pasa muy lejos de la rodilla de la pierna adelantada, estaré sin equilibrio y, en estas condiciones es difícil acertar. Como siempre, hay que intentar resolver el problema con los pies y no con la mano. Este punto es complicado pues lo natural es resolver las cosas con las manos que para ello son las extremidades hábiles, es por ello justamente que hay que hacer un esfuerzo mental para acostumbrarnos a hacerlo al revés. Primero los pies y después la mano.

4

Respetando el equilibrio

 

Punto de impacto adelantado.
Punto de impacto adelantado.
Punto de impacto correcto.
Punto de impacto correcto.
Punto de impacto atrasado.
Punto de impacto atrasado.

En la derecha, ayuda a conseguir más seguridad quebrar la muñeca, es decir, llevar la mano hacia atrás doblando la muñeca hacia fuera.

El acabado del swing debe ser amplio, no es bueno parar el gesto. Al hacer un armado breve, debo pensar en acabar largo para que cuando pase por el punto de impacto , la pala vaya lo suficientemente lanzada para realizar un buen golpe.

Acabado amplio.
Acabado amplio.

Y, por último, no pienses en ganar puntos con el resto, lo realmente importante es meterlos todos y que empiece el punto.

Espero que os sirva.

 

El saque en Pádel

Es muy importante tener claro para qué sirve este golpeo. Desde el punto de vista táctico, tenemos que pensar que no nos va dar el punto directamente, por lo que no arriesgaremos con él, la única misión que tiene, es permitirnos llegar a la red con relativa comodidad para comenzar el punto ahí.

La gran ventaja del saque es que comenzamos todos los puntos desde la zona de ataque: la red. Mi compañero ya está allí, así que sólo hace falta que yo haga un saque que me permita llegar a su altura y comenzar el punto en tan privilegiada situación.

¿Cómo lo haremos? Hay varios factores que permitirán que esto ocurra:

La profundidad, la dirección, la velocidad y el efecto.

Empecemos por el fundamental: la profundidad, si la bola nos queda corta, le estaremos concediendo la iniciativa al rival, ya que vendrá hacia adelante a golpear con comodidad mientras nosotros estamos en carrera intentando conquistar la red.

Pensemos ahora en la dirección. Lo primero que debemos identificar es hacia dónde le molesta más al rival, ahí es donde más cargaremos los saques, (porque queremos ganar, ¿no?) pero iremos variando la dirección para que no se acomoden. No nos volvamos demasiado previsibles.

Los tres sitios más comunes son:

1.- bota y toca pared lateral, esto nos concede un tiempo extra para subir cómodamente a la red, Si mi compañero y yo o sólo uno de nosotros somos muy buenos por arriba, usando este saque, recibiremos más restos de globo, quizá nos convenga.

2.- va hacia el cuerpo del restador, tendrá que retirarse para pegar por un lado a la bola y al estar incómodo, no podrá ‘apretarnos’ demasiado con su devolución y

3.-  jugamos a la T, es decir, al centro, a la intersección donde se unen los dos cuadros de recepción del servicio, obtendremos el mismo beneficio que en el anterior punto, tendrá que desplazarse bastante para restar y, en esas condiciones, no es inteligente ‘apretar’ con el resto, por lo que subiremos con mayor comodidad.

Para conseguir ponerla en el lugar elegido bastará una ligera modificación de la posición del brazo con el que soltamos la bola, más adelante o más atrás o bien hacerlo con el cuerpo. Ver fotos.

En las fotos se puede observar hacia dónde apunta la bola naranja según el punto de impacto elegido.

Nosotros nos situaremos en general cerca de la T, así estaremos más cerca del lugar al que tenemos que llegar, es decir, al centro de la pista a la altura de mi compañero. Esto suponiendo que hacemos el saque tradicional, pero debemos recordar que existe la posibilidad de hacer el denominado “saque a la australiana”.

Este saque solamente es recomendable para parejas que sacan bien y que están muy especializadas en su posición. También es importante que tengan cierta velocidad para que, cuando sacan y deben cruzar la pista para llegar a su posición no encuentren dificultades añadidas.

En cuanto a la velocidad, hay que tener en cuenta varias cuestiones, en primer lugar, la bola debe ir tensa, es decir con cierta velocidad, porque si tiramos la pelota ‘llovida’ o sea, de abajo a arriba, no podremos imprimir velocidad a la bola o se iría larga.

Aunque pueda parecer lo contrario, es más fácil pegarla un poco rápido que hacerlo lento, pensad ¿qué es más difícil, mantener el equilibrio en una bici casi parada o pedalear un poco hasta conseguir avanzar en línea recta? Por otro lado, si la pelota va muy rápido, puede volver muy rápido también y pillarnos a mitad de camino hacia la red. Tendremos que ser realistas y conocer nuestras limitaciones para no tirarla más rápido de lo que seamos capaces de gestionar, pero tampoco tirar ‘un regalito’ y dejar que se nos meta en el campo el restador y la pegue a placer.

Analicemos ahora el gesto desde el punto de vista técnico.

El gesto del brazo que impulsa la bola o la deja caer no se debe mecanizar, tendremos que tirarla según las condiciones existentes como por ejemplo, las meteorológicas, las de la pista, la marca de bolas, etc… también es bueno que esté extendido el brazo para no lanzar la bola demasiado cerca de nuestro propio cuerpo, lo cual nos incomodaría para el posterior golpeo. En el momento del impacto, el peso debe estar recogido en la pierna adelantada, en la izquierda para los diestros o en la derecha para los zurdos.

El swing de la pala, debe ser, o bien, paralelo al suelo si gopeamos plano o con la muñeca quebrada para conseguir un efecto lateral; o bien, si pegamos con la pala un poco abierta para conseguir el efecto de ‘rueda marcha atrás’ , cortaremos las patitas de la bola con un movimiento descendente en una leve diagonal hasta llegar a la altura del pecho y desde allí hacia delante. Por último, también se puede bajar un poco la punta de la pala y conseguiremos una mezcla de ambos efectos.

Tips:

Cuando un alumno dice: no me entra un saque… Respuesta segura: como tienes poca confianza según dices, seguro que estás haciendo el gesto poco fluido por el agarrotamiento que produce esa falta de confianza, suéltate, hazlo más fluido.

Cuando alguien se pega mucho a la pared en el resto, es generalmente porque quiere evitar dar uno de los golpes, generalmente el revés y, seguramente, es suficientemente rápido para llegar a las bolas del medio, yo le tiraría para que pegase la mayoría con el golpe que no le gusta dar. Evita la tentación del hueco, están más acostumbrados a restar ahí.

El saque de revés, sólo tiene sentido desde un lado de la pista, para los diestros, cuando sacamos hacia nuestra derecha, para encontrarnos de frente la pared y que haga efecto el mismo.