Prepara poco y acaba mucho... sí, hablo de pádel

revesdefondo

El titular parece una lección de vida de estos chicos tan de moda hoy en día: los coaches, pero no, estoy hablando de pádel. Ésta es una de las máximas del pádel, dicho de otro modo: Arma corto y acaba largo.

Cuando necesito seguridad, tengo que elegir un golpeo seguro. Si armo corto, es decir, llevo atrás poco la pala, el viaje de la pala o swing hasta el punto de impacto, será corto. Siempre es más fácil darle a la bola si la pala arranca desde cerca que si lo hace desde lejos.

Existen muchos factores que exigen que actuemos así, veamos algunos ejemplos:

El resto: si alguien se tira la bola para pegarla cómodamente, como ocurre en el saque, es muy posible que la bola venga rápida y un poco complicada, es por ello que yo como restador tenga poco tiempo para ejecutar mi golpe. No puedo llevarme la pala muy atrás porque no me dará tiempo a sacar la pala o aunque sí pudiera llegar a impactar, debería estar muy fino en la sincronización para acertar. Por otro lado, al venir la pala de más lejos, el golpe saldría más rápido lo que dificulta la seguridad en el golpeo.

Otro ejemplo podría ser cuando efectúan un remate hacia mí con una víbora o una bandeja muy ofensiva. En este caso, es claro que si armo largo cuando quiera sacar el golpe, hace rato que la bola ya pasó.

En la volea, si acostumbro a hacer un armado largo, muchas bolas me superarán y otras no cogerán la dirección deseada.

El globo: si armo largo, luego tendría que frenar abruptamente o sacaría la bola no solo de la pista, sino quizás de la Comunidad autónoma en la que esté jugando.

Y podría seguir con la lista un buen rato, en las bolas defensivas después de pared, al recibir un buen golpe con efecto, después de la reja, etc…

La conclusión es que siempre que queramos jugar con seguridad, que debe ser la mayoría del tiempo, es conveniente usar armados breves y dejar los armados largos para golpes con más riesgo, cuando queramos ser más ofensivos.

Creo que es bueno que el alumno se quede con la idea de que si hago un swing corto, hay más posibilidades que dé a la bola bien. Haciendo un acabado largo, la pala pasa por el lugar del punto de impacto con la suficiente velocidad para que el golpe sea efectivo.

El gesto tiene que ser fluido, pero si la pala parte de la pierna retrasada el viaje que tiene hasta el punto de impacto es cortísimo, pero el gesto debe continuar con natuaralidad.

Si queréis ver más en profundidad alguna de los golpes, ya sabéis que podéis encontrarlos en la sección Golpeos.

Espero que os sirva y me encantaría oír opiniones al respecto.

 

No me entra el saque ya

back-up-julio13_4478

Bueno, este es un clásico y, afortunadamente tiene una solución sencillísima. Si dices que últimamente no te entra el saque, es que antes sí los metías, pues bien, es un tema psicológico sin importancia, estás mandando un mensaje a tu cerebro negativo: no me va a entrar… por lo que tu cuerpo se agarrota un poco por el temor, pero lo suficiente como para que no te entre.

Solución: Haz el saque con más velocidad, no lo estabas haciendo fluido por el agarrotamiento, en cuanto te entren los primeros, volverá la confianza y la soltura y será un problema del pasado, pero ojo, te volverá a pasar en más ocasiones, aunque ya no te preocupará tanto, sabes la solución.

Espero que os sirva.